Un bufete de abogados de Estados Unidos rechaza el diálogo
cb.jpg

En una extraordinaria muestra de arrogancia y desdén hacia los representantes de las organizaciones de la sociedad civil, el bufete de abogados Covington & Burling, con sede en Washington, rechaza terminantemente cualquier conversación con la red de solidaridad mundial WSRW (Western Sahara Resource Watch) y con Aminatou Haidar, galardonada este año con el premio Robert F. Kennedy Memorial Human Rights. El bufete estadounidense es, a raíz de un análisis legal que elaboró, la fuente a la que la industria mundial del fosfato hace referencia cuando afirma que el comercio con fosfatos procedentes del Sahara Occidental es legal.
Publicado: 30.11 - 2008 23:26Version de la impresora    
OCP, la empresa estatal marroquí que explota ilegalmente los fosfatos del Sahara Occidental, es cliente de Covington & Burling. El análisis legal que dicho bufete elaboró para OCP, el cual, según opinión de WSRW, contiene un gran número de errores objetivos y cuyas conclusiones adolecen de graves defectos, es el que los importadores de fosfato de varios países utilizan como defensa de sus importaciones del país ocupado.

Tanto el importador belga BASF como el español FMC Foret hacen referencia al análisis legal de Covington & Burling, pero ninguno de ellos accede a revelar el informe. BASF ha pedido a WSRW que se ponga en contacto con Covington & Burling para cualquier aclaración. Sin embargo, las posibilidades de ayuda por su parte parecen, como mucho, escasas.

La semana pasada Aminatou Haidar, activista en favor de los derechos humanos del Sahara Occidental ocupado, recibió el prestigioso premio Robert F. Kennedy Memorial Human Rights. Haidar ha pasado cuatro años encarcelada en prisiones marroquíes a causa de su activismo y ofrece en la actualidad una fuerte resistencia al saqueo del principal recurso natural de su país, los fosfatos, por parte de Marruecos.

Unos días antes de la ceremonia de entrega del premio, la organización WSRW envió al bufete de abogados de Washington Covington & Burlington la carta que se reproduce a continuación. La carta es una continuación de otra que WSRW envió a Bruce S. Wilson, socio de Covington & Burling, en febrero de 2008. Puesto que el bufete estadounidense se ha negado durante meses a responder por escrito a WSRW, la organización decidió solicitar una reunión para discutir el asunto.

Tras enviar la carta que se reproduce a continuación, Ronny Hansen, del Comité de apoyo noruego para el Sahara Occidental, llamó por teléfono a Bruce Wilson, de Covington & Burling. Hansen se encontraba en Washington en el momento de la ceremonia de entrega de premios a Haidar y solicitó una reunión.

«El Sr. Wilson sencillamente se negó de plano a mantener cualquier conversación o intercambio con nosotros. Afirmó sin ambages: ‘descarto completamente la posibilidad de dar respuesta a sus preguntas, tanto por escrito como de otro modo'». También afirmó: ‘No tengo libertad para revelarles quiénes son nuestros clientes o en calidad de qué. Y, de todos modos, si la tuviera, tampoco lo haría.’ Cuando se le señaló que su trabajo en nombre de OCP es de público conocimiento y aparece publicado en su propio sitio web, el Sr. Wilson contestó: «No estoy obligado a responderles. No tenemos en absoluto ningún compromiso con Vd. en relación con nada. Usted no es cliente mío y, que yo sepa, no tiene intereses en nuestra empresa.». después, el Sr. Wilson le colgó el teléfono al Sr. Hansen.

«Cuando realizamos investigación y campañas contra los poderosos intereses ocultos que están detrás de la ocupación marroquí del Sahara Occidental, estamos acostumbrados a respuestas en lenguaje duro, pero pocas veces nos encontramos tal falta de educación y de voluntad para tratar con nosotros. La arrogancia y el grado de secretismo de Covington & Burling realmente los distingue y provoca todavía más nuestra curiosidad sobre sus actividades. Si las empresas importadoras tales como BASF y FMC Foret desean conservar alguna credibilidad, deberían ser ahora las que revelasen el análisis legal sobre el que basan su defensa», afirma Hansen.


Carta abierta a Bruce S. Wilson, socio de Covington & Burling
Melbourne, 4 de noviembre de 2008

Catherine Lewis
PO Box 164
Clifton Hill
Victoria 3068
Australia

Mr. Bruce S. Wilson
Covington & Burling LLP
1201 Pennsylvania Avenue, NW
Washington, DC 20004-2401

El 25 de febrero de 2008, Western Sahara Resource Watch le envió una carta relativa al análisis que su bufete elaboró sobre la industria del fosfato marroquí en el Sahara Occidental ocupado.

En dicha carta, además de solicitar una copia de su análisis legal sobre el sector, les pedimos respuesta a algunas preguntas específicas, de forma que pudiéramos comprender la manera en que Covington & Burling han podido llegar a la conclusión de que el saqueo marroquí tan poco ético de su país vecino ocupado pudiera defenderse desde el punto de vista legal.

Según la información de que disponemos, la opinión se preparó en nombre de su cliente, OCP, la misma empresa estatal marroquí que está llevando a cabo la controvertida explotación de las minas Bu Craa.

Según nos ha informado una de las empresas importadoras de fosfatos, la española FMC Foret, la opinión que Covington & Burling desarrolló contiene conclusiones que claramente malinterpretan algunos de los principios más básicos del Derecho Internacional cuando se trata del estatus legal del territorio ocupado y no autónomo del Sahara Occidental y de la explotación de sus recursos naturales en las minas Bu Craa.

Creemos que es importante que se publique y debata adecuadamente la opinión de Covington & Burling en aras del interés de las partes interesadas, tanto en el entorno inversor de la industria de los fertilizantes como para el pueblo saharaui que vive bajo la ocupación y en el exilio.

Les urgimos a que respondan por escrito a la carta que les enviamos en febrero y a que hagan pública su opinión. Nuestro anterior coordinador internacional, Javier García Lachica, intentó personalmente realizar en septiembre el seguimiento de su falta de respuesta poniéndose en contacto telefónico con su socio en Bruselas, el señor George Berrish, pero sólo consiguió el más absoluto rechazo que, en palabras del propio Sr. Berrish: «si no hemos respondido a su carta es porque no tenemos nada que decir. Gracias y adiós.»

Sería extremadamente contradictorio que fuese cierto que su análisis legal ofrece, por un lado, pruebas de que dicha industria sea perfectamente defendible y que, de hecho, respeta los intereses y los deseos del pueblo del Sahara Occidental mientras que, por otro lado, continúe fuera del alcance del pueblo saharaui, de sus representantes y de las organizaciones no gubernamentales dedicadas a este asunto, como nosotros. Eso en sí mismo podría ser una indicación de que las conclusiones de la opinión legal podrían ser inherentemente erróneas y de que sus argumentos quizá no se correspondan con los hechos sobre el terreno ni con la interpretación mayoritaria del Derecho Internacional.

Visto desde el exterior, podría decirse que parece bastante desafortunado que su firma represente o asesore a un cliente como OCP. Teniendo en cuenta que OCP está implicado en apoyar un tipo de actividad que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha condenado en repetidas ocasiones y que OCP representa tres décadas de violación del Derecho Internacional, de discriminación sistemática de sus trabajadores saharauis y que ignora los intereses o los deseos del pueblo del Sahara Occidental, podríamos preguntarnos si la defensa de una industria tan carente de ética es realmente algo con lo que Covington & Burling desea estar relacionado. De forma que, si sus argumentos legales son convincentes, realmente bien fundados y basados sobre un análisis elaborado de la situación sobre el terreno y el Derecho Internacional, creemos que su publicación iría en el propio interés de Covington & Burling.

El 13 de noviembre de 2008, la activista saharaui en favor de los derechos humanos Aminatou Haidar recibirá el premio Robert F. Kennedy Human Rights en Capitol Hill, tras sus campañas en favor de los derechos humanos del pueblo saharaui y en contra del saqueo de los recursos naturales de su país natal. Con motivo de esta ocasión, algunos representantes de WSRW procedentes de algunos de nuestros 30 países miembros estarán presentes en Washington.

Por ello, nos gustaría solicitar una reunión con su bufete en Washington, bien el 13 o el 14 de noviembre. Creemos que también podrían reunirse con la señora Haidar, receptora del premio, si así lo desean. Sírvanse responder a esta solicitud de reunión a Ronny Hansen, director del Comité de Apoyo Noruego para el Sahara Occidental, en el teléfono +47 94250270 o en la dirección electrónica ronnyha@gmail.com.

En dicha reunión, nos complacerá proporcionarles información sobre la historia de la ocupación marroquí del Sahara Occidental, las violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas marroquíes en el territorio, la situación de los saharauis que se han visto obligados a huir de su tierra natal y a vivir en el exilio en campos de refugiados en Argelia o la ilegalidad de la explotación de los recursos naturales en el Sahara Occidental.

Nos gustaría finalmente hacer hincapié en que una falta de respuesta a una organización de la sociedad civil como la nuestra es, en general, una estrategia poco común entre empresas que quieren ofrecer la imagen de ser socialmente responsables.

Quedamos a la espera de su respuesta.

Atentamente,

Cate Lewis
Coordinadora internacional,
Western Sahara Resource Watch
www.wsrw.org

Se ha enviado copia a
Kathy King, directora de Relaciones Públicas, Covington & Burling, klking@cov.com
Sra. Aminatu Haidar
FMC Foret

    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.
Informe – La energía verde marroquí usada para el expolio del Sahara

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi