Las prospecciones son una "violación del alto el fuego"
Según informa el diario La Opinión de Tenerife, los líderes de la República Árabe Saharaui Democrática advierten de las serias consecuencias derivadas de las actividades ilícitas de exploración y explotación de petróleo en aguas del Sahara Occidental.

Artículo publicado en La Opinión.es
Publicado: 13.04 - 2009 22:08Version de la impresora    
El pasado 21 de enero el Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) declaró una Zona de Exclusividad Económica (ZEE) en aguas del Sahara Occidental, haciendo así oficial su derecho exclusivo sobre el petróleo, el gas y la pesca de las aguas del territorio.

Esta declaración no ha sido óbice para durante el primer trimestre de 2009 se hayan desarrollado operaciones de búsqueda de petróleo y gas.

En efecto, a finales de enero la compañía sueca Fugro-Geoteam inició sondeos sísmicos para Kosmos Energy con el barco Geo Caribbean, apoyado por el remolcador de abastecimiento Thor Omega, de una compañía de las Islas Faroes.

Ante estas continuas violaciones de las aguas jurisdiccionales saharauis, las autoridades de la RASD avisan: " si estas operaciones prosiguen, las interpretarán como una violación de Marruecos al alto el fuego".

Esta es la trancripción completa del artículo publicado en el diario La Opinión de Tenerife:

Las prospecciones son una "violación del alto el fuego"


Los saharauis amenazan con una vuelta al conflicto si sigue la búsqueda de crudo en sus aguas

DANIEL MILLET | SANTA CRUZ DE TENERIFE Las operaciones de búsqueda de petróleo y gas que realiza desde finales del pasado enero la compañía noruega de sondeos sísmicos Fugro-Geoteam en aguas del Sáhara Occidental han producido una reacción contundente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en el exilio argelino. Su presidente y otros líderes de la RASD y del Polisario no dejan de insistir en que si estas operaciones prosiguen, las interpretarán como "una violación de Marruecos al alto el fuego", alcanzado en el año 1991.

Aunque el conflicto de intereses no haya llegado todavía al debate político local, lo cierto es que Canarias está seriamente afectada por un doble motivo: la intención de la petrolera norteamericana que ha encargado a su socio Fugro-Geoteam estas operaciones -Kosmos Energy- de establecer una base en las Islas y la inestabilidad que se produciría si finalmente -y cómo se prevé- se hallan bolsas de combustibles fósiles en aguas del Sáhara Occidental. Marruecos ha concedido los permisos e incluso ha dado cobertura militar a Fugro-Geoteam -la Armada marroquí fue requerida para asegurar las prospecciones-, aún cuando es consciente de que Naciones Unidas ha prohibido cualquier aventura empresarial en los territorio ocupados en tanto no se resuelva el proceso de descolonización que viene de 1975. Según los analistas, el reino alauí buscaría con ello tensar la cuerda y presionar a la comunidad internacional para que desatasque a su favor el interminable pleito saharaui.

El Gobierno no sabe nada

Fuentes del Gobierno de Canarias consultadas por este diario rehusaron valorar las actividades de Fugro-Geoteam y Kosmos, y el riesgo de que desencadenen una vuelta al conflicto armado, lo que a su vez terminaría por desestabilizar la zona de influencia del Archipiélago. Estas fuentes dejaron claro que oficialmente no existe ninguna constancia de estas operaciones en unos bloques en los que los saharuis también han concedido permisos de exploración y, encima, situados muy cerca de los bloques en aguas canarias cuyos permisos a Repsol YPF siguen paralizados por la justicia.

La fragilidad de este escenario enrevesado es lo que ha llevado a Kosmos Energy a realizar todos sus movimientos, incluso los contactos con autoridades canarias para sondear el lugar en el que colocar una base logística, con extraordinaria discreción. Es más, poco habría trascendido de no ser por Erik Hagen, periodista del servicio de información independiente noruego Norwatch, que ha publicado varios análisis. En su último capítulo, Hagen informa de que las prospecciones habrían terminado hace pocos días o estarían a punto de hacerlo. Fugro-Geoteam emplea uno de los barcos sísmicos más grandes del mundo -el Geo Caribbean, que costó 105 millones de euros-, éste ha atracado en el puerto de Las Palmas -lo hizo por última vez para una reparación el 11 de febrero- y se estrenó precisamente en estos trabajos para Kosmos.

El Geo Caribbean opera con el apoyo de un barco de abastecimiento, el Thor Omega. El tamaño del área que explora frente a Bojador es de unos 2.000 kilómetros cuadrados. "Esto implica que el accionista de Fugro-Geoteam, Kosmos Energy, ha obtenido una visión completa de en qué parte del país ocupado se puede encontrar petróleo o gas. El gigantesco bloque de Kosmos Energy en el Sáhara Occidental tiene un tamaño aproximado de 43.998 kilómetros cuadrados. Fugro-Geoteam está explorando una pequeña veinteava parte del bloque", señaló Norwatch.

Las amenazas de los saharauis han ido subiendo de tono, aunque haya que interpretarlas con reservas, mientras si Marruecos descubriera petróleo allí, tendría otra razón para impedir al pueblo saharaui el referéndum que ha legitimado la ONU. Canarias, en medio, se mantiene como mero espectador, pero su papel se complicaría si lo fuera de un conflicto armado.

El petroleo en el sáhara

1975-1979

Marruecos ocupó ilegalmente la mayor parte del Sáhara Occidental, lo que fue condenado inmediatamente por Naciones Unidas.

1991

La guerra entre Marruecos y el movimiento independentista saharaui Frente Polisario se paralizó con la firma de un alto el fuego, con la premisa de que se celebraría un referéndum del pueblo saharaui al año siguiente. Este nunca se celebró.

2001

Marruecos entrega las dos primeras licencias para explotaciones petrolíferas offshore a la americana Kerr-McGee y la francesa TotalFinaElf. El gobierno de la República Árabe del Sáhara Democrático, desde el exilio, calificó esta iniciativa de provocación y de ir contra la legalidad marcada claramente por Naciones Unidas.

2002

Los expertos jurídicos de Naciones Unidas se pronuncian sobre la presunta ilegalidad internacional de estas actividades de exploración en el Sáhara Occidental. Aún así, la compañía noruega de sondeos sísmicos TGS-Nopec es contratada para llevar a cabo los primeros trabajos, que son realizados por la noruega Fugro-Geoteam y la compañía de las Islas Faroes Thor Offshore. El ministro noruego de Exteriores, Jan Petersen, critica la presencia noruega. Las críticas arrecian a nivel internacional, por lo que las tres compañías se retiran.

2004

La compañía petrolífera de capital privado Kosmos Energy se desplaza a la parte de la que Kerr-McGee tiene en el bloque sahariano, el denominado bloque de Bojador.

2005

El fondo de pensiones del gobierno noruego retira sus inversiones de Kerr-McGee porque sus actividades constituían "una seria violación de normas éticas fundamentales" ya que contribuyen a "socavar el proceso de paz de la ONU". Otros inversores siguen el ejemplo.

2006

Kerr-McGee abandona el Sáhara Occidental y más tarde es comprada por la americana Anadarko. Kosmos toma el control del 75% del bloque de Bojador, mientras la compañía petrolífera del gobierno marroquí ONHYM se queda con el resto. Kosmos Energy continúa una estrecha colaboración con Anadarko.

2009

Kosmos Energy todavía tiene la licencia para explotaciones offshore en el Sáhara Occidental, siendo la única firma extranjera. A finales del pasado enero, la sueca Fugro-Geoteam inicia sondeos sísmicos para Kosmos con el barco Geo Caribbean, apoyado por el remolcador de abastecimiento Thor Omega, de unacompañía de las Islas Faroes. Todo esto a pesar de que ambas compañías han sido criticadas años antes por esto, llegando incluso, ellos mismos, a asegurar en su momento que no lo volverían a hacer. Kosmos Energy tiene planes de extraer petróleo de aquí a varios años, hecho que puede tener como consecuencia el fracaso del alto el fuego, obligando a los saharauis a retomar la guerra por la independencia del Sáhara Occidental.

NOTA: Esquema realizado por el periodista Erik Hagen para el servicio de información noruego Norwatch.




    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.
Informe – La energía verde marroquí usada para el expolio del Sahara

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi