Hans Corell: "La Comisión Europea malinterpreta mi dictamen"
"Creo que se ha malinterpretado mi dictamen legal al Consejo de Seguridad de una forma sorprendente", declaró el ex asesor legal de la ONU, Hans Corell, el pasado 22 de diciembre a Swedish Radio. "Es importante que Europa no actúe de forma que obstaculice el camino de la ONU para encontrar una solución al conflicto", afirmó con respecto a la pesca de la UE en el territorio
Publicado: 26.12 - 2010 18:19Version de la impresora    
Hoy, la cuestión del Sáhara Occidental se está debatiendo en el Parlamento sueco. A la vez, a las puertas del Parlamento se producía una manifestación para la defensa de los derechos del pueblo saharaui, en protesta por las violaciónes de los derechos humanos por parte de Marruecos y en contra del saqueo de la UE en el territorio. "Fue un escándalo que se firmase el primer acuerdo pesquero de la UE. Ahora esperamos que este acuerdo no sea renovado. Esperamos que el gobierno sueco de nuevo vote en contra del acuerdo", dijo Anna Nilsson, de la ONG sueca Emmaus.

Al mismo tiempo, el ex Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos y Asesor Jurídico de la ONU, Hans Corell, virtió duras críticas a la Unión Europea y a su política pesquera en el Sáhara Occidental, en una entrevista en la radio nacional sueca esa misma mañana. Corell tildó de "sorprendente" la interpretación que hace la Comisión sobre el documento de la ONU.

Transcripción y traducción realizada pore Western Sahara Resource Watch

[Corell:] Marruecos no ha sido reconocida por la ONU como potencia administradora del Sáhara Occidental y muchos afirman que Marruecos, en realidad, está ocupando el Sáhara Occidental. Las reglas dicen, con independencia de la base sobre la presencia de Marruecos en el territorio, el territorio debe ser administrado teniendo en cuenta los intereses del pueblo. Y, en este sentido, lo que estaba previsto es que el pueblo del Sáhara Occidental participase en un referéndum, en el que pudieran decidir por sí mismos cómo gobernar el territorio en el futuro. [...] Esto, sin embargo, jamás ha ocurrido. [...]

[Swedish Radio:] El trasfondo de la manifestación que hemos presenciado [hoy en Estocolmo] era la pesca en el Sáhara Occidental. ¿Por qué hay barcos europeos en el territorio?

[Corell:] Esto se debe a un acuerdo de colaboración en materia de pesca. De esto se trata aquí realmente: de los recursos del territorio. En 2002 el Consejo de Seguridad me pidió que realizase un dictamen sobre algunos acuerdos de exploración petrolera en alta mar en las costas del Sáhara Occidental. Mi conclusión fue que, si se llevasen a cabo actividades de este tipo sin la aceptación previa del pueblo del Sáhara Occidental y haciendo caso omiso de sus intereses, tales actividades estarían en violación del derecho internacional. Lo mismo se aplica al acuerdo de pesca: si el acuerdo no está firmado en interés del pueblo del Sáhara Occidental, o después de haberles consultado, y los beneficios no van al pueblo de ese territorio, entonces se estaría violando el derecho internacional. Y me temo que ahora estamos en esa situación.

[SR] ¿Y el pueblo del Sahara Occidental se beneficia de este acuerdo?

[Corell:] Esa es la gran pregunta. Lo que me gustaría subrayar es que este acuerdo, de forma muy astuta, ha incluso evitado pretender que siquiera existe un problema en el Sáhara Occidental. Si se va a realizar un acuerdo de este tipo, tiene que quedar muy claro en el mismo que hay una parte del territorio no está bajo la soberanía de Marruecos, sino que constituye un Territorio No Autónomo. Y, en este caso, tiene que haber normas reales en cuanto a cómo el acuerdo beneficia al pueblo.

[SR] ¿Y el nuevo acuerdo incluye tales normas?

[Corell:] Lo desconozco. He estado en Bruselas, he hablado con la Comisario Europea de Pesca, la Sra. Damanaki, y también he estado en contacto con el Servicio Jurídico en Bruselas, porque creo que se ha malinterpretado mi opinión jurídica al Consejo de Seguridad de una manera muy sorprendente. Creo que mi opinión es clara: este tipo de negocios, si van a tener lugar, tienen que adoptarse de conformidad con los deseos e intereses del pueblo.

[SR] ¿Qué papel puede jugar Suecia en esto?

[Corell:] Bueno, Suecia votó en contra la otra vez. Después de mi opinión, eso era lo correcto. Creo que es muy importante que Europa defienda el derecho internacional de entre todas las áreas del mundo. Es importante que Europa no actúe de forma que obstaculice el camino de la ONU para encontrar una solución al conflicto.

[SR] Gracias, Hans Corell, ex Asesor Jurídico de la ONU y experto en derecho internacional.

    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

COP22 – La energía verde marroquí usada para el expolio

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

En la COP22, tenga cuidado con lo que lee sobre los esfuerzos de Marruecos en energía renovable. Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.
¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi