The Mail: Miriam Clegg en la nómina de OCP
the_cleggs_610.jpg

El Vice Primer Ministro de UK, Nick Clegg, se enfrenta a una situación embarazosa después de que se ha descubierto que su mujer representa a una firma acusada de pisotearlos derechos humanos de la última colonia de África. Una parte “sustancial” del trabajo de la abogada Miriam Clegg, por la cual cobra más de 500,000 libras esterlinas cada año, parece proceder del gigante marroquí de la minería OCP. La compañía está en el centro de la controversia internacional a causa de la discriminación de esta empresa con la población originaria del Sahara Occidental.

The Mail
Por Simon Walters y Glen Owen
Publicado: 22.04 - 2012 13:24Version de la impresora    
The Mail
Por Simon Walters y Glen Owen
14 de abril de 2012


Marruecos, propietaria de OCP, se anexionó ilegalmente el Sahara Occidental en 1975,  aprovechándose de la reservas de fosfatos más grandes del mundo por valor de millones de libras.
Se embarcó en una campaña despiadada de traslados forzosos de los saharauis a los campamentos de refugiados y trajeron marroquíes para hacer funcionar las minas.
Las Naciones Unidas siempre han considerado al Sahara Occidental como una "ocupación ilegal" y han exigido que se otorgue a los saharauis su derecho a decidir sobre la independencia. Marruecos no ha cumplido con las dos peticiones.
También ha sido acusado de un programa orquestado de 'desapariciones' de activistas pro-independentistas en el Sáhara Occidental.

Como socia del bufete internacional Dechert, se dice que la señora Clegg cobrará 400 £ a la hora por asesorar a la OCP en temas corporativos y por representar sus intereses en la UE, donde Marruecos se enfrenta a crecientes protestas por violaciones de derechos humanos.

Las revelaciones aparecen días después de que Nick Clegg ofreciera hacer pública su declaración de impuestos, pero declaró que su esposa no estaba obligada a hacerlo.

Dijo que sus asuntos fiscales eran "aburridos", consistiendo únicamente en unos ingresos de 134.565 £ por su salario como Vice Primer Ministro. Sin embargo, ni el tamaño ni la fuente de ingresos de su esposa - casi cuatro veces mayor que los de su marido - se pueden calificar como "aburridos".

El rotativo The Mail considera que la Sra. Clegg ha trabajado como asesora legal de la OCP y de su presidente Mustafa Terrab durante al menso tres años. El Sr. Terrab, uno de los hombres más poderosos de Marruecos, fue nombrado por el autócrata rey Mohammed VI y ha sido bautizado como “la mascota del maestro”.
Un portavoz de la firma Dechert evitó informar si la Sra. Clegg trabajó o no para la OCP, arguyendo que “Dechert y Miriam González Durántez [su nombre de origen] están bajo la obligación legal de mantener la confidencialidad de nuestros / sus clientes”.
El portavoz agregó que "si negáramos para qué clientes no trabaja, sería posible…deducir para qué clientes trabaja”.
Los grupos de presión, entre ellos Amnistía Internacional, denuncian que hay cientos de saharauis "desaparecidos" en el Sáhara Occidental a manos de la temida policía secreta de Marruecos. Entre las víctimas había mujeres embarazadas, niños y ancianos, según un informe de Amnistía Internacional de 1996.

Algunos fueron arrojados desde helicópteros o enterrados vivos, se informó en el diario español El Mundo en 2008, con cientos más en centros de detención secretos. Los restos de 43 saharauis "desaparecidos" fueron exhumados de las prisiones secretas.

Hace dos años, unos trabajadores de una mina de Bou Craa, el centro de operaciones de la OCP, encontraron siete cadáveres. Se cree que son restos de saharauis asesinados por las fuerzas marroquíes.

El Secretario de Relaciones Exteriores, William Hague, ha dicho que está "especialmente preocupado por las violaciones generalizadas de derechos humanos” en el Sáhara Occidental.

La conducta de Marruecos en el Sáhara Occidental también ha sido criticada por los propios diputados del Partido Liberal Demócrata de Clegg. El mes pasado, el parlamentario Roger Williams desafió a la Secretaria de Medio Ambiente, Caroline Spelman, en la Cámara de los Comunes, a que informara si empresas o barcos del Reino Unido están involucrados en la exportación de fosfatos procedentes del Sáhara Occidental ocupado". Ella dijo que ella no lo sabía.

La señora Clegg representaba a la OCP -Office Chérifien fosfatos des-en su anterior trabajo como lobista y asesora legal de la firma de abogados DLA Piper.

Cuando se mudó a la rival estadounidense Dechert el año pasado, se llevó con ella el contrato de la OCP. Se cree que la OCP ha pagado más de 1 millón de dólares por el trabajo realizado por las dos compañías. La señora Clegg gana hasta 500.000 libras al año en Dechert.

El gobierno noruego ha liderado las protestas internacionales contra la industria de los fosfatos de Marruecos. En diciembre pasado se anunció que iba a vender más de 200 millones de £ en acciones de empresas que comerciaban con la OCP sobre "graves violaciones de las normas éticas".

Oslo, afirma que los acuerdos comerciales entre Marruecos y la UE no deberían incluir las exportaciones del Sáhara Occidental. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, dijo que "Marruecos no tiene derecho a explotar los recursos de la zona como si fueran suyos".

Un informe de la New York City Bar Association dijo que Marruecos no debería tener derecho a recibir dinero de la UE por los derechos de pesca sin dar una parte a los saharauis. Los defensores de OCP dicen que la compañía ha ayudado a los saharauis dando fondos para proyectos de educación y salud.

Nick Clegg ha hecho de los derechos humanos la piedra angular de las políticas de su partido. En un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en 2010, instó a tomar una postura más dura sobre las violaciones de derechos humanos.

Se enfureció con sus socios de la coalición Tory, negándose a respaldar planes para realizar indagaciones a puerta cerrada y dejar que el MI5 'espiara' los correos electrónicos.

El primer ministro se ha comprometido a descartar la Ley de Derechos humanos - pero el Sr. Clegg lo vetó.

El Sáhara Occidental, descrito como "la última colonia de África”, fue español hasta que fue anexionado por Marruecos y Mauritania en 1975.

Mauritania se retiró en 1979, dejando a Marruecos a cargo de toda el territorio al oeste de un muro de más de 930 millas de arena y piedra.

Los críticos acusaron a los marroquíes de ocupar el territorio para explotar los depósitos de fosfato de Bou Craa, que se utilizan como fertilizante. Las minas reportan a Marruecos unos beneficios de más de 4000 millones de libras al año.

Cuando el rey Mohamed VI subió al trono de Marruecos en 1999, se comprometió a mejorar los derechos humanos.

Pero los activistas aseguran que, mientras que la práctica de las "desapariciones" han cesado, los abusos han continuado, incluyendo la tortura de los saharauis.

Las revelaciones sobre el trabajo de la señora Clegg en Marruecos podrían conducir a la búsqueda de preguntas en su país natal, España - significativamente uno de los mayores compradores de fosfatos OCP. En diciembre de 2010, el Parlamento español condenó a los marroquíes por atacar un campamento instalado por los saharauis para protestar por el trato recibido.

En un informe del diario francés Le Monde este mes se recogieron las declaraciones de una mujer saharaui que aseguraba que "Fue un caos total. Los niños lloraban y fuimos desalojados del lugar con porras, gases lacrimógenos y cañones de agua. Me obligaron a decir "¡Viva el rey, viva Marruecos!”

Anoche, en conversaciones con The Mail on Sunday con los campamentos de refugiados saharauis, el británico Daniel Smith, del grupo de presión Sandblast, dijo que "Marruecos ha violado sistemáticamente los derechos de la población indígena saharaui”.

“Las revelaciones de hoy significan que la Sra. Clegg está moralmente obligada a plantear la cuestión de los derechos humanos con su marido para corregir esta situación. "

Lord Foulkes, perteneciento a los Laboristas y ex ministro de Ayuda Internacional, que ha visitado el Sáhara Occidental, dijo: "Teniendo en cuenta la postura de Nick Clegg en materia de derechos humanos, tenemos derecho a conocer todos los detalles de las relaciones comerciales de su esposa en este área tan sensible.

Leer más: http://www.dailymail.co.uk/news/article-2129900/Miriam-Clegg-paid-400-hour-mining-giant-accused-trampling-rights-Saharan-tribesmen.html#ixzz1s61SJoCo

    


EN ES FR DE AR

La mayor parte del Sahara Occidental está ocupado por Marruecos. Negociar con compañías o autoridades marroquíes en los territorios ocupados es dar señales de legitimación de la ocupación. También da oportunidades laborales a los colonos marroquíes y beneficios al gobierno marroquí. Western Sahara Resource Watch urge a las compañías a que abandonen el Sahara Occidental mientras no se encuentre una solución al conflicto.

COP22 – La energía verde marroquí usada para el expolio

tn_poweringplunder_esp_610.jpg

En la COP22, tenga cuidado con lo que lee sobre los esfuerzos de Marruecos en energía renovable. Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.
¡Colabora con WSRW!

tn_sjovik_demo_610.jpg

Western Sahara Resource Watch trabaja por defender los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales. Para poder hacer aún más necesitamos tu apoyo económico.

WSRW.org Archivo de noticias 2016
WSRW.org Archivo de noticias 2015
WSRW.org Archivo de noticias 2014
WSRW.org Archivo de noticias 2013
WSRW.org Archivo de noticias 2012
WSRW.org Archivo de noticias 2011
WSRW.org Archivo de noticias 2010
WSRW.org Archivo de noticias 2009
WSRW.org Archivo de noticias 2008
WSRW.org Archivo de noticias 2007
WSRW.org Archivo 2004 - 2006


Suscríbete a nuestro boletín:









Esta página web se ha construido gracias a la ayuda económica del sindicato noruego Industri Energi